Emprendimientos engordan en tiempos de vacas flacas
Caracas Marzo 18, 2017 08:51 AM .- En el país se le ha sacado el jugo al ingenio

 

La crisis que atraviesa el país se ha convertido paradójicamente en el escenario ideal para que surja una gran cantidad de emprendimientos en los últimos meses. En tiempos de vacas flacas, los venezolanos le han sacado el jugo a su ingenio y creatividad para los negocios, creando productos y ofreciendo servicios.

 

Según el Índice sobre Emprendimiento Global 2016 del Instituto Global de Emprendimiento y Desarrollo, Venezuela ocupa el puesto 128 de los 138 países que integran el ranking. La posición tal vez no sea la más alentadora para las pequeñas y medianas empresas constituidas y registradas, pero el indicativo no contempla los negocios improvisados o inéditos.

 

Simón Parisca, experto en emprendimiento y presidente de la Fundación Eureka, explica que: "El mercado venezolano ofrece infinidad de oportunidades para emprender ante las numerosas carencias. Las grandes compañías se han retirado del país o están produciendo a tasas muy bajas y eso ha hecho que aparezcan pequeños emprendedores".

 

A lo largo y ancho del territorio nacional se han creado pequeñas empresas de diversa naturaleza que ofrecen variados productos. Desde jabones artesanales hasta pañales ecológicos han pasado a ser producidos de forma casera y comercializados en diferentes puntos de ventas.

 

"El emprendimiento venezolano está viviendo un momento de auge. La misma situación empuja a la gente para que lo intente y por ello aparecen negocios que abarcan hasta los productos más básicos", señala Parisca.

 

Sea cual sea la naturaleza del artículo o servicio emprendido, los venezolanos ven en ellos una forma viable de "resolverse" en este momento en el que los indicadores económicos del país son negativos y en donde "matar tigres" es vital para subsistir.

 

Según un estudio realizado sobre los emprendedores populares venezolanos por la Fundación Bangente para la Economía Popular, el 79% de quienes se embarcan en la producción afirma que ésta es una opción productiva y estable que ofrece grandes satisfacciones personales.

 

Jabones por doquier

 

Los jabones son uno de los rubros en la cual más emprendedores han surgido en Venezuela recientemente. De diversos tamaños, formas y olores, la producción de esta mercancía se ha vuelto todo un boom debido, en parte, a la escasez que existe de este artículo de higiene personal.

 

Blancaheymar Venegas es una de las venezolanas que decidió incursionar en la industria cosmética y crear su propia marca llamada Caribe Biocosméticos, que produce tanto jabones como desodorantes artesanales y toallas sanitarias de tela.

 

"Me motivó a emprender mi gusto por la biocosmética y los productos naturales. Además, que me di cuenta que era una buena forma de obtener ingresos extras", cuenta Venegas, cuyo negocio propio lo inició en junio del año 2016.

 

Blancahyimar descubrió que emprender le podía generar grandes dividendos y por eso vende su mercancía a través de las redes sociales. "Este es un negocio bien rentable aunque existe mucha competencia, sobre todo desde hace unos meses por el tema de la escasez", cuenta.

 

Harinas y más harinas

 

Los alimentos son otro de los productos en donde han aparecido más emprendimientos en el país. Las harinas han acaparado un lugar especial. Basta con salir a recorrer cualquier mercado popular venezolano para ver y constatar la gran cantidad de personas que comercializa mezclas, las cuales sirven de base para hacer otras preparaciones, como arepas.

 

Elena Rodríguez produce masas a base de maíz pilado, yuca, auyama y plátano. "Descubrí que preparar estas nuevas mezclas era más fácil que salir a buscar la harina comercial", cuenta la señora que las vende las arepas tanto crudas como cocidas en el Mercado de El Cementerio, Caracas.

 

El empresa de Rodríguez no tiene un nombre ni una marca pero sí muchos clientes. "A la gente les encantan las preparaciones y a mí me han dejado muchas ganancias", indica.

 

Redes benditas

 

El Internet y las redes sociales han jugado un importante papel como parte de la promoción del mercado para el emprendimiento venezolano. Marcas y pequeñas empresas nacionales utilizan la web para comercializar sus productos y ofrecerlos a grandes escalas y a diferentes estratos sociales.

 

"Muchos emprendedores venezolanos que prestan servicios de talento a través de Internet han logrado un nicho interesante. Eso ha sido un apoyo para enfrentar esta crisis económica. Diseñadores, communities managers, desarrolladores de software, son algunos ejemplos", indicó Alfredo Sánchez, director de negocios de Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes).

2001